7 consejos que debes seguir para prevenir un infarto si tienes más de 45 años
Compartir

7 consejos que debes seguir para prevenir un infarto si tienes más de 45 años

Un infarto al corazón puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, bien sea en la juventud o en la adultez. No obstante, está comprobado que la edad es un factor de riesgo cardiovascular: pasados los 45 años, seas hombre o mujer, las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco aumentan, mientras que la mayoría de las muertes por enfermedad coronaria ocurren en personas de 65 años o más, según la Sociedad Estadounidense del Corazón.

Por fortuna, el 90% de los infartos pueden prevenirse, asegura Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón. El problema está en que todavía muchas personas no tienen una cultura de prevención de las enfermedades cardiacas. Quienes no han sufrido nunca del corazón y ni siquiera han tenido una alerta que los haga preocuparse, ven la prevención cardiovascular como algo ajeno a su realidad.

Lamentablemente, esta es una concepción errónea. Al pasar la barrera de los cuarenta y cinco años, el cuerpo cambia y por lo general comienzan a manifestarse alteraciones ocasionadas por malos hábitos del pasado. Además, muchas personas no son conscientes de todos los factores de riesgo cardiovascular que existen. Un ataque cardiaco no solo es consecuencia de la mala alimentación o del sedentarismo. Enfermedades como la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto (que suelen aparecer con la edad) aumentan las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco.

Para quienes ya han sufrido un infarto, una buena forma de prevención es el consumo de Aspirina 100®. Datos clínicos demuestran que la aspirina, tomada en bajas dosis, puede ayudar a disminuir el riesgo de un segundo ataque al corazón. Sin embargo, aunque este medicamento cuenta con muchas cualidades para prevenir enfermedades cardiovasculares, también existen otros aspectos que deben tomarse en cuenta.

Mantener un corazón sano es la principal forma de prevenir un infarto después de que se pasa la barrera de los cuarenta años. Por esta razón te ofrecemos siete consejos que debes seguir para cuidar tu salud cardiovascular.

1. Sigue una dieta mediterránea

La alimentación es clave para mantener un corazón sano. Por ello debes prestar mucha atención a lo que comes. Alimentarse de manera saludable no se trata solo de comer ensaladas a diario o de eliminar de tu dieta las bebidas azucaradas. Es importante que sigas una dieta rica en alimentos cardioprotectores.

Una de las dietas que más destacan los cardiólogos es la mediterránea. De hecho, la Fundación Española del Corazón ha alertado sobre su importancia, pues asegura que puede reducir hasta en un 30% el riesgo cardiovascular. La dieta mediterránea se basa en el consumo de productos vegetales como verduras, legumbres, frutas y frutos secos, así como pan, cereales, productos lácteos preferiblemente desnatados, aceite de oliva, pescado y aves.

2. Practica ejercicio regularmente

El sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo del infarto al corazón y el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para contrarrestarlo, los especialistas recomiendan la práctica regular de ejercicio físico.

Con ejercicio se pueden prevenir la mayoría de los factores de riesgo asociados al infarto, como la hipertensión, la obesidad o el colesterol. Lo recomendable para mantener en forma el sistema cardiovascular es hacer al menos treinta minutos diarios de actividad física. Y si además se quiere mantener un peso normal se debe ejercitarse, como mínimo, sesenta minutos tres veces a la semana.

3. Vigila la glucosa

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. El estilo de vida y la edad son dos de los principales factores de riesgo de esta enfermedad. Por ello, si no llevas una dieta saludable y además pasas de los 45 años, podrías sufrir de este problema. Debes tener en cuenta que los infartos ocurren como consecuencia de problemas de circulación sanguínea, por lo que es vital que revises con frecuencia tus valores de glucosa.

Lo recomendable es que conozcas cuál es tu valor de glucosa en sangre con un análisis de glucemia. Este te indicará si tu organismo es capaz de regular de forma adecuada la cantidad de azúcar en la sangre. Ten en cuenta que tener unos valores de glucosa altos multiplica las posibilidades de sufrir un infarto. Por tanto, si eres diabético la clave está en la prevención con una dieta equilibrada y una vida más activa.

4. Mide tu tensión

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Por esta razón, para prevenir un infarto, es necesario que midas tu tensión arterial de forma periódica. Si es elevada, deberás consultar con el médico para que te indique si necesitas o no medicación.

En cualquier caso, muchas personas logran controlar la tensión arterial con tan solo cambiar un poco su estilo de vida. Al adoptar hábitos saludables como, por ejemplo, seguir una alimentación saludable baja en sodio y realizar ejercicio con regularidad, es posible sobrellevar esta condición.

5. Practica un ejercicio de relajación para controlar el estrés

Para tener un corazón sano es necesario tener una vida saludable. Y para conseguir esto es necesario liberarse del estrés. Según explica el doctor Cesáreo Fernández Alonso, en el Libro de la salud cardiovascular, el estrés debe ser considerado como un nuevo factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Tener un ritmo de vida agitado, sufrir de ansiedad o depresión, y agobiarse por el trabajo y las responsabilidades del hogar inciden sobre la salud del corazón.

Por esta razón, los expertos recomiendan equilibrar la vida emocional. Para ello no hay nada mejor que realizar ejercicios de relajación y meditación como el yoga, por ejemplo. Con una filosofía de vida más positiva y activa es posible controlar el estrés y, por ende, reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

6. Dile adiós al tabaco

Según la OMS, dejar de fumar reduce la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Esto ocurre porque el tabaco ocasiona diversos daños al organismo, como el deterioro de las arterias. De hecho, siete de cada diez fumadores sufren alteraciones en los vasos sanguíneos, advierte la Fundación Española del Corazón.

Al abandonar el consumo de tabaco evitarás la creación de coágulos, bajarás tu presión arterial y tu frecuencia cardiaca se controlará.

7. Visita al médico

Además de seguir estas recomendaciones, es esencial que a partir de los 45 años te hagas exámenes regulares para vigilar la salud de tu corazón. De esta manera, si existe algún problema, será mucho más fácil tratarlo. Recuerda que muchas condiciones asociadas a las enfermedades cardiovasculares son asintomáticas, lo que significa que puede que no te percates de ellas hasta que te examine un médico.

Referencia

  1. ¿Puede una aspirina al día prevenir un ataque cardiaco? U.S Food & Drug Administration (2014). Link: https://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm395951.htm
  2. La dieta mediterránea reduce un 30% el riesgo cardiovascular. Fundación Española del Corazón (2012). Link: http://www.fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/2447-dieta-mediterranea-reduce-30-riesgo-cardiovascular.html
  3. Prevención y control de las enfermedades cardiovasculares. Enfermedades cardiovasculares. Organización Mundial de la Salud. Link: http://www.who.int/cardiovascular_diseases/es/
  4. Inactividad física y sedentarismo. Universidad Provincial del Sudoeste (2017). Link: https://www.upso.edu.ar/inactividad-fisica-sedentarismo/
  5. ¿Qué puedo hacer para evitar un infarto de miocardio o un accidente vascular cerebral? Organización Mundial de la Salud (2015). Link: http://www.who.int/features/qa/27/es/
  6. ¿Se puede prevenir un infarto? 10 claves para conseguirlo. Mercedes Benito Alfonso. Bekia Salud. (Sin fecha). Link: https://www.bekiasalud.com/articulos/se-puede-prevenir-un-infarto-10-claves-para-conseguirlo/
  7. Diabetes y riesgo cardiovascular. Fundación Española de Corazón. (Sin fecha). Link: http://www.fundaciondelcorazon.com/prevencion/riesgo-cardiovascular/diabetes.html
  8. Preguntas y respuestas sobre la hipertensión. Organización Mundial de la Salud (2015). Link: http://www.who.int/features/qa/82/es/
  9. Aspirina® 100 en la prevención Cardiovascular. Aspirina 100. (Sin fecha). Link: https://www.aspirina100.com.co/corazon-sano/salud-cardiaca/aspirina-100-en-la-prevencion-cardiovascular/
  10. Understand Your Risks to Prevent a Heart Attack. American Heart Association (2018). Link: http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/UnderstandYourRiskstoPreventaHeartAttack/Understand-Your-Risks-to-Prevent-a-Heart-Attack_UCM_002040_Article.jsp#.Wv2dE2jt7IU
  11. El estrés en las enfermedades cardiovasculares. Libro de la salud cardiovascular. Dr. Cesáreo Fernández Alonso (2009). Link: https://www.fbbva.es/microsites/salud_cardio/mult/fbbva_libroCorazon_cap66.pdf
  12. Tabaquismo y salud arterial. Fundación Española del Corazón (2012). Link: http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2401-tabaquismo-y-salud-arterial.html