Hazlo una Rutina

Seis consejos para ayudar a mantenerte pegado a tu rutina de ejercicios

Todos nosotros comenzamos un nuevo régimen de entrenamiento con grandes intenciones. Entonces, a veces tu horario se interpone en tu camino. En otras ocasiones, simplemente hay falta de motivación. Asegúrate de hablar con tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios. Una vez que tengas su aprobación, aquí hay seis consejos para apegarte a su plan.

  • Arregla una cita contigo mismo.

    Considera tu entrenamiento un compromiso, igual que el trabajo o la escuela. Agrégalo a tu calendario. Apégate a tu "cita" con el ejercicio como cualquier otra obligación.

  • Rinde cuentas a los demás.

    Es difícil mantenerte en el sofá y olvidarte de tu compromiso cuando alguien te está esperando, tanto si es tu amigo o un entrenador en el gimnasio. Ellos son como un control para ti. Doble ventaja: los estudios demuestran que se trabaja mejor y por más tiempo cuando se tiene a un amigo al lado. Los grupos de ejercicio o comunidades en línea pueden ser grandes motivadores.

  • Házlo divertido.

    Únete a una liga de futbolito, toma clases de baile de salón, juega a los bolos. El ejercicio no debe sentirse como un trabajo. Si te divierte, es más probable que sigas con tu programa de entrenamiento.

  • Mezcla un poco.

    Si sigues haciendo exactamente la misma rutina de ejercicios cada día, es más probable que te aburras y abandones. Para evitarlo, mezcla tus actividades para que no se hagan repetitivas y aburridas. Busca siempre nuevas ideas y recibe consejos de amigos para agregar siempre nuevas ideas a tu plan de ejercicios.

  • Usa la Tecnología.

    Desde dispositivos portátiles a aplicaciones, la tecnología ayuda a y hace más fácil que sigas tus progresos, ver resultados y establecer metas. Si un poco de competencia sana te motiva, únete a alguna comunidad en línea y participa en desafíos.

  • Otórgate recompensas.

    Establece una meta, como permanecer en tu programa físico por una semana o mes. Si tienes éxito, date una recompensa, como un sauna, un masaje o una sesión con la pedicura o de podología.

Recuerda que todo el mundo falla una que otra vez. Faltar a una o dos sesiones de entrenamiento no suprimirán seis meses de dedicación. La clave está en volver ponerse en marcha y comprometerse con su rutina y salud.